Bonilla de la Sierra es un referente en el juego de la calva. Conocido con este nombre porque antiguamente se practicaba en calveros (lugares libres de malezas y piedras) ha encontrado en este enclave del abulense Valle del Corneja uno de sus “feudos” por excelencia. No en vano Bonilla no solo mantiene la tradición, sino que alberga un campeonato nacional de calva que atrae a un gran número de jugadores y aficionados el segundo domingo de agosto de cada año. En este 2022 se ha celebrado su quinta edición como federados.

Alfonso Orgaz, uno de sus promotores, reconoce que en sus 66 años de vida este es uno de los recuerdos que siempre ha ido asociado a su niñez. Vecinos que se juntaban en Semana Santa al lado de la Puerta de la Villa para practicar este deporte con marros de piedra y que paraban, de vez en cuando, para beber un vaso de vino con gaseosa.

Pero llegó la migración. Los pueblos fueron quedando vacíos y se dejó de jugar en gran medida. Alfonso tenía 16 años cuando migró a Madrid y la calva, que se remonta a la época de los vettones y se ha practicado mayoritariamente en Ávila y Salamanca, se trasladó a Madrid, donde se formaron 22 peñas.

Los años 80 del siglo pasado significaron el retorno del juego en Bonilla gracias a Alfonso y un grupo de amigos que, en los años 2000, crearon el “Club de Calva de Bonilla de la Sierra”, federándolo. Hoy pertenecen al mismo más de una docena de personas.

feudo de la calva 2-Bonilla de la Sierra-Ávila-España

Campeonato nacional en Bonilla

En este último campeonato, celebrado en Bonilla, 95 han sido los jugadores inscritos de las comunidades madrileña y de Castilla y León. Y tres los ganadores: Ángel Nieto, Ángel de Arriba y Jesús Nieto.

El número de participantes ha descendido considerablemente desde los 140 de la anterior edición. ¿La razón? El escaso número de participantes jóvenes. “Este deporte suele tener más tirón a partir de los 30 años, cuando las personas están más asentadas”, subraya. Al tiempo que reconoce la fidelidad de los mayores. “Hay jugadores de hasta 90 años”, dice.

En el mismo hay tres categorías. “En función de las calvas obtenidas se hace la media, así como de los premios obtenidos a final de temporada”, explica. “Quien consigue una media de entre 23 y 25 (son 25 tiradas) o han obtenido entre tres y cuatro premios, jugarán en la primera categoría. Los de segunda con una media de entre 18 y 20 y los de tercera con alrededor de 15. Aunque se puede subir de categoría obteniendo dos premios durante la temporada.

Alfonso Orgaz echa de menos la falta de apoyo institucional para llevar a cabo este tipo de iniciativas. “Nunca nos han dado nada. Salimos adelante con la inscripción y el abono de las bebidas”, explica. Dato importante si tenemos en cuenta que el campeonato de Bonilla es el que mejores premios da: algunos años hasta dos jamones para primera y segunda categoría. Y paleta, lomo y chorizo hasta para diez personas por categoría, por poner algunos ejemplos. Hasta que llegó la crisis y los premios se redujeron.

feudo de la calva 4-Bonilla de la Sierra-Ávila-España

El lado femenino

Y, aunque no hay tantas jugadoras, sí hay algunas federadas. Julia Berraquero, aunque de momento no se ha federado, es un ejemplo.

Su experiencia, que comenzó antes de la pandemia, le resulta interesante porque ayuda a mantener la tradición. Anima a los ayuntamientos a fomentar la participación femenina y al resto de mujeres a jugar aunque no haya ninguna otra, aunque en lugares como Navalmahillo o Muñana esta participación es mayor que entre las bonillenses, reconoce.

feudo de la calva 3-Bonilla de la Sierra-Ávila

De nuevo en la Puerta de la Villa

Mientras los jugadores intentan dar directamente con el marro a la calva, una pieza de madera en forma de L situada a unos 14 metros en el caso de los hombres y de 10 en el de las mujeres, y se fomentan las nuevas vocaciones, el ayuntamiento de Bonilla de la Sierra ha tramitado la vuelta de la calva a la Puerta de la Villa al considerarlo una atracción que puede ayudar a fomentar el turismo.

Y hasta que esto llegue, Alfonso Orgaz recuerda que cuando antiguamente se jugaba en este lugar los turistas era lo primero que observaban, interesándose por este deporte autóctono. Deporte, cultura y turismo unidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad