El Mirón del Valle del Corneja, un desconocido.

En el año 2018 llegaba yo a estas tierras. Tras tres años y medio en el Valle del Corneja, el tiempo pasa que vuela, el lugar que hoy  te propongo no ha perdido un ápice de su encanto, ni de su magia ni de su relevancia como punto obligado de visita. En lo alto del berrocal, sobre un mar granítico, un lugar increíble donde sentir el valle. El Mirón del Valle del Corneja, un desconocido. Bienvenido al Castillo de El Mirón o “Castillo de los Moros”. Bienvenido probablemente al menos conocido de los castillos de Ávila.

Un lugar cuya magia propicia el encuentro con uno mismo.

Las estrellas desde El Mirón.

Situado en la sierra a la que da nombre, El Mirón echa un ojo al Valle del Corneja. Pequeña población, vinculada antiguamente al señorío de Valdecorneja,  que sin duda tuvo, por su situación, una gran importancia estratégica.

Para conocer más sobre señoríos, te recomiendo leer otro de mis artículos: Valle del Corneja: Reconquista, esplendor medieval, señores y obispos.

Como elementos arquitectónicos de interés, esta pequeña población cuenta con la Iglesia de San Pedro Apóstol, la Picota “Rollo Jurisdiccional” y el Castillo.

Estas tres instituciones: eclesiástica, jurisdiccional y señorial hablan de su importancia en tiempos pasados.

Como elementos “sensoriales” de interés cuenta con una lista tan larga que sería imposible transcribir. Eso dejo que lo descubras tú. Simplemente un apunte “da igual las veces que lo haga. Siempre que subo a El Mirón, llego a las losas de granito, veo aquellas piedras en equilibrio y el valle a mis pies…una sensación de pequeñez invade mi cuerpo y, a la vez que se me abre el pecho y respiro profundamente, la tranquilidad y el saberse en el lugar correcto se apoderan de mí, transformando esa pequeñez en una grandiosidad infinita”.

 

Te propongo que veas el siguiente VIDEO que publiqué hace unos meses en mi cuenta de @valdecorneja. ¿Aún no la conoces? Búscame en Facebook y descubre más cosas sobre el valle.

 

Sube al castillo, déjate llevar por tus sentidos.

Poco se sabe de su historia. Se dice fue fundado por Alfonso X, llamado “el Sabio”, aunque no se sabe con certeza su fecha de construcción, datándose, por otros estudios, entre los siglos XI y XII.  Conocido como el “Castillos de los Moros”, podemos apreciar:Castillo de los Moros, El Mirón. Ávila

  1. La muralla.
  2. La torre del homenaje.
  3. Restos de una vivienda al suroeste del Torreón.
  4. Restos de una iglesia, posiblemente mozárabe, de planta y ábside cuadrados.
  5. Restos de lo que parece ser una pila bautismal.

En diferentes actuaciones arqueológicas que se han realizado se han detectado restos de muy diferentes épocas, incluida la ocupación romana (restos en la base de algunos muros y otros restos de tipo numismático).

Curiosidad

Intramuros podrás ver un vértice geodésico. ¿Sabes qué es?

 

Vertice Geodésico de El MirónPilar sobre base cúbica de hormigón. De 120 cm de alto y 30 cm de diámetro.

Sirve para marcar una posición geográfica exacta. Entre todos ellos se conforma una red de triangulación pudiéndose elaborar mapas topográficos a escala.

En España hay unos 11.000 y, como reza en su placa, su destrucción está penada por ley.

 

En la torre del homenaje encontrarás una escalera, no apta para gente con vértigo, que da acceso a lo alto. Las vistas desde ahí…decide tú, pero, desde las alturas y a estas alturas, seguro imaginarás que increíbles.

 

Un cuadro dinámico que cada día cambia pues la naturaleza no es estática.

En la parte baja una ventana, una de esas que todos querríamos en nuestra casa. Testigo mudo del proceso de sangría demográfica que sufre esta tierra demostrando, no obstante que, frente a la adversidad, sigue habiendo resistencia.

En el exterior, junto a las dependencias verás un mirador que, al sobresalir de la roca, parece suspendido en el aire.  Un banco en él te anima a sentarte, contemplar el horizonte y, simplemente, relajarte.

Como ves hay multitud de razones para subir al castillo de El Mirón. Cuenta, además, con paneles explicativos así que no tienes excusa para conocer esta parte de la historia del valle.

 

Pero El Mirón ofrece más.

Puedes disfrutar de su Iglesia, dedicada a San Pedro Apóstol y de su Picota o “Rollo Jurisdiccional”.

La picota es una columna de piedra ornamentada, en este caso, con una cruz y 4 cabezas. Se levantaban en villazgos con plena jurisdicción, indicando el tipo de señorío al que pertenecían.

En Castilla se levantaban en aquellos pueblos con alcalde. Al tenerlo, poseían jurisdicción para juzgar y condenar a muerte. En ella se exponían al público los delincuentes comunes tras ser azotados, a modo de pública vergüenza.

Las Cortes de Cádiz ordenan su demolición. Tras esta orden muchas de ellas se transforman en cruceros y otras desaparecen. Quizás por algún indulto, la que tenemos en El Mirón sigue en pie. Una suerte poder conocer, a través de ella, esta historia.

Ahora permítete un minuto, no te pido más. Sube a El Mirón y permítete un minuto, sólo 60 segundos, 15 parpadeos, lo haces sin darte cuenta. Durante ese minuto sólo observa, intenta no pensar en nada más que en lo que ves. Es complicado, pero, si lo consigues, ese minuto te parecerá una eternidad.

¿Quieres saber más sobre otro castillo del Valle del Corneja? Mira la siguiente información en la WEB de BONILLA DE LA SIERRA.

Como ves, el Valle tiene mucho que mostrarte. Si aún no lo conoces te animo a venir. Si ya lo conoces, vuelve, descubre y disfruta de los sitios que te ofrece. El Mirón del Valle del Corneja, un desconocido. Espero no por mucho tiempo…

Mil gracias a mi amigo Juan Carlos por las fotos de las estrellas. Es una maravilla poder disfrutar de unas vistas que, sin su sensibilidad fotográfica, sería imposible.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad