Vivir en un lugar no significa conocerlo a fondo. A veces ni siquiera un poco. No prestamos la suficiente atención o no nos interesamos por múltiples cosas, flora y fauna incluida. Hasta que llega alguien y te hace visible algo de lo que no eras consciente. Te descubre que aparte de tu mundo hay otros y que si estos peligran estarán a tu lado para ayudarte. Esto es lo que ha ocurrido este fin de semana en Bonilla de la Sierra en una tarde “mágica” en la que hemos descubierto el valor de la vida, de cualquier tipo, en la jornada “El valor ambiental del Valle del Corneja frente a las minas”.

Los árboles que hoy nos rodean un día no estuvieron. Jorge Mongil, doctor, ingeniero de montes y profesor en la Universidad Católica de Ávila, reflejó los problemas de suelo que afectó a pueblos como Bonilla de la Sierra, Cabezas de Bonilla, Pajarejos y Tórtoles entre los siglos XIV y XVI, que mostraban una fuerte erosión. O la gran superficie forestal degradada en la primera mitad del siglo XX, que hacían que el paisaje pareciera casi desértico.

Los proyectos de restauración comenzaron en 1964 con el fin de repoblar de árboles Tórtoles y Cabezas. En 1965 le tocaría el turno a Pajarejos y Bonilla. En 1970 llegarían 4.000 hectáreas que marcarían el paisaje desde la ribera hasta Piedrahita. Especies arbóreas que antes no existían en la zona como pinos. Con ellos se ha llevado a cabo la regeneración natural de encinas y robles, recuperando la vegetación el suelo perdido. Hoy en día esa erosión es baja o muy baja, afirmó Mongil. Y todo el trabajo llevado a cabo una mina a cielo abierto lo destruiría, sentenció.

Por su parte el Corneja es un río singular por su ictiofauna (conjunto de peces de una zona acuática acotada). Así lo denominó Carlos Rodríguez, doctor en ciencias biológicas y gerente de la productora de contenidos medioambientales y de aventura Bicho Prods, quien avanzó que en sus aguas cuenta con la bermejuela de Corneja, un pez que vive en pequeños pozos en la parte baja del río. Esta especie amenazada tiene la peculiaridad de ser diferente en el Valle del Corneja a las bermejuelas que hay en el resto del mundo.

Además resaltó que este río llega a formar un pequeño delta en su desembocadura en el Tormes, algo único. En los años de mucha agua tiene una conexión con el Tormes y esto hace que los barbos entren en el Corneja por encima de los caudales.

Otro aspecto que Carlos Rodríguez remarcó es que el Corneja, hace muchos años, desembocaba en Lisboa pero los movimientos tectónicos le derivaron a su posición actual.

Modesto Luceño, catedrático de botánica en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, resaltó la flora altamente interesante que tiene la zona, con cerca de 1.400 especies. Solo de musgos podríamos contar con más de 300 especies, enfatizó.

Para el catedrático el tramo alto del valle sería inviolable por todas las especies raras que puede haber. Aunque las joyas de la corona son el Astragalus devesae, en peligro de extinción ya que tan solo se encuentra en Collado del Mirón y Padiernos. Y recientemente se ha encontrado otra especie en peligro de extinción: Silene marizii.

Luceño advirtió sobre el delicado momento en el que se encuentra el medio ambiente, al que hay que cuidar a nivel global para no tener los días contados, siendo la lucha contra la mina un eslabón más para, entre todos, construir un mundo mejor, aconsejó.

Por su parte Ramón Soria, escritor y antropólogo, detalló los argumentos con los que se vende una mina a cielo abierto. Argumentos que pasan por ser necesarias para el desarrollo, llevar riqueza a los pueblos, dar trabajo, fijar población… pero aseguró que en este momento no es tan fácil convencer a los habitantes de los lugares en los que va a instalarse, ya que ahora cuentan con mucha más información.

Y recordó que si bien las empresas mineras siempre hablan de planes de restauración, de todos los proyectos que en su caso ha estudiado, en ninguno se ha llevado a cabo. “La destrucción de las minas es irreversible”, dijo. “Dejan muchas cicatrices en la tierra que no se van a cerrar jamás”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad