Pajarejos.

Pajarejos resiste al paso del tiempo enclavado en un paraje de altura en pleno valle del Corneja.
Su pasado atestigua que hubo asentamientos cristianos medievales, prueba de ello son las tumbas antropoformas excavadas en piedra que se encuentran en la Viña de los Moros.